martes, 21 de marzo de 2017

Poesía...

Poesía
.
En silencio, como única premisa, accedo a mi cerebro
dispuesta a percibir el eco emocionante de algún verso.
Se ralentiza el tiempo y permanezco muda y expectante,
y el corazón se mece al compás galopante de su sangre.
Un runrún se aproxima, y me invade un ligero escalofrío
que va creciendo dentro y que se reproduce desde el mismo
momento en que me alcanza: un soplo afectuoso de poesía
recorre dulcemente mi conciencia nublándome la vista.
Quizá el poder poético resida en un tira y afloja
entre unidades sabias y enfermizas de chispas nerviosas.
.

miércoles, 15 de marzo de 2017

Caminar...

Camino bordeando el universo
(partidaria del vértigo infinito),
anhelando indagar, dentro del verso,
el vibrante y añil cortocircuito.
.
Concubina del arte y de la pluma,
compruebo mi arsenal, la artillería
de puntos, comas, lágrimas y espuma,
y compongo mi excéntrica autovía .
.
Nada enturbia mi erótica viajera
salvo el leve estallido del amor,
que irrumpe de repente, a su manera,
en un entorno azul, conmovedor.
.
Y aderezo los cánticos silentes
junto a ecos de lluvia sorprendentes.

domingo, 12 de marzo de 2017

Teresa...

Diré que soy poeta de mentira,
que no encuentro en el verso el acomodo,
a pesar de sentir, de sentir todo
por un tierno engranaje que respira.

Diré, pues, de Teresa, que delira
jugando con las letras entre el lodo
de un reducto infernal en que, a su modo,
un latido esperpéntico le inspira.

Y, sin embargo, un hálito intuitivo
se empeña casi siempre en lo contrario,
pues sus palabras bailan con la gente.

Así que en la mentira sobrevivo
dejando este soneto estrafalario
como ejemplo de lírica indecente.
.

domingo, 5 de marzo de 2017

A la rosa...

Liviana evanescencia de la rosa
que emerge de un rosal adamantino.
La miro, ella me mira y, adivino,
su esencia fugazmente glamurosa.
.
De rojo, blanco o púrpura, esta diosa
(de aroma delicado y ambarino),
con solo descubrirla en mi camino,
me envuelve en su fragancia voluptuosa.
.
Asoma deslumbrante la mañana
bañando de rocío el universo.
La rosa suspiró a hora temprana
.
y el aire divulgó, feliz, disperso,
el vértigo, su erótica mundana
y el eco turbador de un nuevo verso.

.

sábado, 4 de marzo de 2017

Trimp, Tramp, Trump, ¡¡¡ay!!!

Es historia reciente el hedor a podrido
que provocó la muerte de millones de seres.
Conmocionó al planeta el brutal alarido
disparado a conciencia por hombres y mujeres.
.
Una masa amarilla de vapores inmundos,
anegó las ciudades, con sus pueblos y aldeas,
distorsionando el aire (en cuestión de segundos)
salpicado de heces y mugrientas ideas.
.
Corrompieron las aguas de océanos y ríos,
y en cada continente el olor era inmenso,
salían excrementos de cerebros vacíos,
y el tufo acaecía ante un pueblo indefenso.
.
Los cielos exhibieron un funesto escenario:
cayeron ranas, chuzos, alpargatas de acero,
rayos, truenos, centellas,  un arcángel sectario...,
y hasta un asteroide circuló justiciero.
.
Las arcadas cundían entre la población,
y el gentil universo quiso ser indulgente
viniendo a ayudarles con un rojo pendón.
Se acabó con la peste de la forma siguiente:
.
Ocurrió que un verraco de rubial lozanía
escapó a trompicones tras feroz sodomía.

.