viernes, 22 de junio de 2018

No puedo... (rondel)


No puedo, amor, engañarte,
porque aprendí a vivir sola;
mas no hay verso ni pistola
que me impidan desearte.
.
Y sabes bien que, al amarte,
el verbo me descontrola.
No puedo, amor, engañarte,
porque aprendí a vivir sola.
.
Eres la esencia y el arte
que ejecutó la cabriola,
enarbolando la ola
que puso punto y aparte.
¡No puedo, amor, engañarte!
.

Y un segundo rondel...

.
Nadie amará como yo,
ni habrá amor tan complaciente
como el que huyó sugerente
de aquel verso que vibró.
.
Pero, ay, querido, no,
no me creas imprudente;
nadie amará como yo
ni habrá amor tan complaciente.
.
Aunque del verso brotó,
es un amor transparente
que va volando impaciente
besando al que le besó.
¡Nadie amará como yo!
.

domingo, 17 de junio de 2018

Placer (soneto blanco)

La oscuridad se afana en ser hermosa
distribuyendo estrellas al azar, 
y el vuelo de su luna iridiscente
estremece de vértigo mis alas.
.
Sucumbir al placer, a la lujuria,
al éxtasis del clímax trepidante,
es sentir el despliegue voluptuoso
de todo un arcoíris por la piel.
.
Y dejarse arrastrar por ese fuego
que se va propagando a su albedrío
causando mil acordes de violín,
.
es subir cabalgando hasta la cima
entre una y otra y otra exhalación...,
y morir si hace falta del infarto.
.

miércoles, 13 de junio de 2018

Ese oficio.


Admiro al artesano, y no, no sé
si yo entonces lo fui, porque no olvido
el tiempo de ese amor desconocido,
ni cuánto, cuánto, cuánto, disfruté.
.
Gocé como una niña y vislumbré
por dentro, en mi interior, un sarpullido,
un gran descubrimiento, un alarido,
una punzada interna, un no sé qué...
.
Anduve en ese oficio más de un año
enfrascada en venturas artesanas,
contenta en mi cubil, a toda hora;
.
me olvidé de los vértigos de antaño
restaurando cerámicas romanas,
pues me reconvertí en restauradora.
.

lunes, 4 de junio de 2018

Vivir



Vivir el día a día es todo un reto
y el ánimo remonta posiciones
al insuflar más aire a mis pulmones
que aspiran anhelantes su secreto.
.
Y aclaro, sin dudar, que me someto,
que el entramado dulce de emociones
me surge por doquier, a borbotones,
con tan solo activar mi gen inquieto,
.
de tal modo y carácter, que, agitada,
mi sangre bulle sabia, decidida
a dejarse llevar al fin del mundo.
.
Cuando siento la luz de madrugada,
se alborotan mis genes, y la vida
adquiere, en ese instante, el sí rotundo.
.


miércoles, 30 de mayo de 2018

No hay nada imposible...

¡Imposible escribir!,
decía siempre,
y, sin embargo, pude y me rendí
a la sensación que prevalece
cuando, tras una letra,
tecleas otra y otras más, y las moldeas.
.
Cada pulsación era un peldaño
en la aventura insólita,
y mis manos
volaban por las teclas, transgresoras,
pensando que burlaban un precepto;
¡divino atrevimiento!
.
Pasaron muchos años
pensando que jamás
sería yo capaz
de escribir algo.
Y todavía me asombra
saber que conseguí besar la aurora.
.
Me expresaba pintando,
y, sin embargo,
algo dentro de mí me fustigaba
a ver más allá del horizonte;
la advertencia era clara,
tendría que lidiar contra dragones.
.
No hay imposibles para nadie;
el tiempo se evapora en un pispás
y hay que vencer al necio vendaval
que se apoltrona impávido en el aire.
¿Qué importa que no seas un Gracián,
ni un Lope, ni un Quevedo, ni un Cervantes?
.
Si te agrada leer
y jugar con las palabras te enajena,
acaricia un papel
trazando, sin pudor, algunos versos,
verás que, lo que gime preso,
se libera. 
.

miércoles, 23 de mayo de 2018

Para ti


Es para ti, amor. No digas nada,
que entre nosotros quede este secreto
que, oculto, se desliza en el soneto
a modo de caricia enamorada.
.
Es para ti, amor, esta andanada
de besos y palabras que someto
al código inalámbrico y coqueto
que quiso empatizar con mi trastada.
.
Son tuyos estos versos porque sé
que es el modo mejor de demostrarte
que tú y yo somos uno siendo dos.
.
Y porque sé también que el mismo Dios
se sentirá incapaz de enamorarte,
pues te sobra y te basta con mi fe.
.