martes, 16 de enero de 2018

Crepúsculo...


Tras los montes, el sol se desvanece
derramándose en ríos de emociones:
el galáctico malva palidece
entre rojos y cósmicos neones.
.
Tras los montes, mi pálpito adivina
enigmáticos cantos de sirena
en asaz comunión con la opalina        
alborada impaciente, de verbena.
.
Tras los montes, mis ojos se apresuran
a indagar la mudanza de los cielos:
resplandores de luz que me procuran
los instantes granados de mis vuelos.
.
El crepúsculo oculta el pentagrama
que, al albur de los dioses, desparrama.

.

jueves, 11 de enero de 2018

Tristeza...

Mi interior se abastece de belleza
(la que vuela y circula por el mundo)
y, al decirlo, lo escribo y lo difundo
porque quiero que expire la tristeza.
.
La divina y locuaz naturaleza
despertó mi carácter vagabundo,
y por ello este cántico rotundo
le confiere a mi voz de más firmeza.
.
Con la lluvia y el viento resucito,
recompongo el aliento adulterado,
y matizo, de nuevo, mis andares.
.
Nada impide que firme el plebiscito
que congéneres míos han firmado,
a favor de una luna entre olivares.
.


domingo, 7 de enero de 2018

Andar, andar, andar...

Camino, y al andar trazo mi vida.
Unos pasos tras otros y otros más;
y el rumbo, con su efímero compás,
te va llevando, terco, a la salida.
.
Si me detengo, asumo la sabida
abulia del parásito; además,
se quedan mis neuronas casi al ras
de ver la adversidad en su caída.
.
La cuestión es andar, andar, andar,
dejando galopar al corazón,
sintiendo como encaja el recorrido;
.
y buscar siempre el modo de avivar
el fuego arrollador de la razón
que goza siendo un cómplice atrevido.


miércoles, 3 de enero de 2018

Gracias, gracias y gracias... (Soneto alejandrino)

Esta carta que escribo quiere daros las gracias
por el sol y la lluvia, las montañas y el río,
por el cielo ostentoso..., y el dulce escalofrío
que sacude mi cuerpo entre hermosas acacias.
.
Esta carta que escribo alardea de audacias
que me pillan eufórica, porque fue un desafío
el pediros mi anhelo, y es ahora que río
al sentir que mis sueños nunca fueron falacias.
.
Gracias, gracias y gracias, y por adelantado,
porque llegastéis antes de lo que yo pensaba,
y todavía pienso si no será mentira,
.
si no estaré viviendo un proyecto encantado,
y el Baltasar de Oriente, que en mis sueños flotaba,
me esté tomando el pelo y en su feudo delira.

.

sábado, 30 de diciembre de 2017

Se va, se va, se va... ♫ ♩ ♬ ♪

Se obstina el año en irse en un pispás,
porque así se le antoja al calendario;
y yo, que pertenezco al mes de acuario,
me niego a que se vaya, y, además,
.
sugiero prorrogarlo, así, sin más,
por ser de “motu propio”, propietario,
y porque considero que es palmario
que no me condicionan los demás.
.
Propongo que, de ahora en adelante,
los años se congelen de por vida,
y seamos del cómputo los dueños;
.
que pensiones y nóminas, no obstante,
crezcan, crezcan y crezcan sin medida.
Brindemos por la vida y por los sueños: chinchín

.

martes, 19 de diciembre de 2017

Aunque no llueva (sonetillo)

Tal vez sea la sonrisa
de ese niño - que me encanta-,
o la de aquel que no aguanta
y se me muere de risa.
.
O, tal vez, que soy remisa
a olvidar la sacrosanta
nostalgia que me ataranta,
y transijo, de esta guisa,
.
a cumplir con los festejos
que la Navidad conlleva:
familia, fiesta, alegría,
.
adorarte, amor, de lejos,
y asumir que aunque no llueva,
soñarte podré ese día.

.