viernes, 16 de febrero de 2018

Amores clandestinos (con ironía incluida)


Nunca estuve enamorada
hasta que me enamoré.
No recuerdo cómo fue
la caótica encelada.
Ni puedo deciros nada,
ni el porqué de esa pasión:
se produjo una explosión
que, al pillarme sin defensas,
me provocaron intensas
fogatas en erupción.*
.
Pero el amor se acabó,
y, como fue clandestino,
se marchó tal como vino,
y en la gloria quedé yo.*
Digamos que se cansó
de tanto amar a escondidas,
y aquellas ansias vividas
danzaron por el alero
de un te quiero y no te quiero
hasta morirse rendidas.
.

lunes, 12 de febrero de 2018

Locura...


Cuántas horas de espera, amado mío,
cuántas noches de vértigo esperando,
cuánto tiempo soñándote y soñando,
cuántas noches de lágrimas y frío.
.
Cuánto deseo, cuánto escalofrío,
cuánta desesperanza voy gestando,
cuánto dolor, mi amor; y cuándo, cuándo,
cuándo podrás colmarme este vacío.
.
Ven y gocemos juntos sin pudor.
Vente conmigo al cielo. ¡Ven, amor!
.
Corre, ven, que el amor ferviente llama;
urge que lo abracemos con premura.
Ámame con ardor, que la locura,
ávida de caricias, te reclama.
.

martes, 6 de febrero de 2018

El sol (alegoría) .


El sol que me ilumina es el chispazo
que va inyectando aromas en mi piel:
desde el orto al ocaso, un carrusel
de música dorada en mi regazo.
.
Con el amanecer, un fogonazo
invade sin mesura mi vergel,
como un enorme ejército de miel
que quisiera endulzarme con su abrazo.
.
Cuando filtra sus rayos, con la aurora,
siento que merodea mi cintura,
y esa dulce oleada me devora,
.
me devora hasta el punto, que me augura
una gozosa tarde turbadora
entre luces y sombras de locura.

.

sábado, 3 de febrero de 2018

Soy rebelde porque el mundo me hizo así... ♫ ♩

No nací sumisa, ni dócil, ni idiota;
nací conflictiva, con sangre en las venas,
repudiando el molde de alumna devota
que asume, callada, injustas condenas.
.
Nací levantisca, mordaz, cabezota,
rebelde, obstinada, montando verbenas
donde hiciera falta, y dando la nota
como alma de cántaro*, sin esfuerzo apenas.
.
Sigo siendo díscola, aunque ya no tanto;
son muchos los años y muchas las canas;
pero, así y con todo, te sugiero, encanto,
.
que no me subleves, pues son partisanas
las neuronas mías, y no sabes cuánto
les gusta mofarse de las puritanas.

.

lunes, 29 de enero de 2018

Errores...

Me descoloco a veces, solo a veces,
me desubica el modo en que amanezco,
si me levanto lúcida, florezco
y dejo de exponer estupideces.
.
Por el contrario, brotan indiscretas,
si el despertar me coge del revés,
palabras hilvanadas por los pies,
tildadas, sin pudor, de analfabetas.
.
Pero nací con esa idiosincrasia
que voy armonizando con la vida,
de modo que jamás caiga vencida
ni deba recurrir a la eutanasia.
.
Digamos que acomodo mis errores
a los vientos del sur, acogedores.

.

martes, 23 de enero de 2018

Dale que dale...

Contaré que una muchacha,
de cuyo nombre me olvido,
quiso probar lo prohibido
creyendo que estaba en racha.
Y un día, estando borracha,
se atrevió con unos versos.
¡Ay, amigos, qué perversos
aquellos que la incitaron!,
casi, casi la mataron,
con tantos juicios adversos.
.
Pero, a pesar de esos lodos,
se consideró poeta.
Se armó de una metralleta,
y arremetió contra todos.
¡Vaya talante, y qué modos!
Ella insistía, insistía
en que el verso le atraía
y que amaba sus romances,
y –se dijo- que estos lances
se zanjan con osadía.
.
Y así fue que esa chiquilla
comenzó aquella aventura
pregonando su locura
por los campos de Castilla.
Toda la prensa amarilla
la avisó de su obsesión
en ser carne de cañón:
¡el que no vale, no vale!
Pero ella, dale que dale,
¡a vueltas con la canción!
.