viernes, 21 de julio de 2017

El violín (sonatina)

Cae sobre el asfalto una urdimbre de plata,
una lluvia fulgente con destello escarlata
que refleja su vuelo a la luz de un farol.
Una niña la observa, como observa a las flores
-que lozanas despiden aromosos vapores-,
y al pequeño gatito y al feliz caracol.
.
Se estremecen los charcos con el baile de gotas,
y al runrún de un suspiro, un sinfín de gaviotas
exultantes acuden a un posible festín.
La pequeña que suele asombrarse de todo,
se percata del aire y del sol y del modo
en que brotan las notas de un pequeño violín.
.
Se aproxima a su encuentro, y descubre al anciano
que, a pesar de la lluvia, va meciendo su mano
al compás de la música que su mente creó.
Esta niña sensible se emociona al oírlo,
y se acerca al instante, pues quisiera aplaudirlo,
mas no pudo por menos que sentir lo que vio:
.
tiritaba de frío, y un ligero calambre
sacudía el silencio que gritaba del hambre,
y acudió presurosa para verlo comer.
Se acercó conmovida a su lado, en el banco,
y le dijo al oído que una estrella de blanco,
encontraba en su música un inmenso placer.
.
Y se hicieron amigos y, al salir del colegio,
casi todos los días escuchaba el arpegio
que el anciano tocaba al oírla llegar.
Cada vez que llegaba la gentil heroína,
se sacaba el anciano una incómoda espina,
y soñaba tan solo con volar y volar.

.

martes, 18 de julio de 2017

El grito de Lorca...


Me llevan a matar, como a los cerdos,
a una zanja excavada en el camino.
Me van a fusilar porque el destino
cedió ante el paroxismo de los lerdos.
.
Invaden mi cerebro los recuerdos
que nublan sin escrúpulos el sino
de este aberrante crimen clandestino
larvado en los delirios de los cuerdos.
.
Se estremece el reloj de la memoria
durante el recorrido hacia la nada,
y mi deseo impúdico es llorar.
.
El verso que engendró mi trayectoria
será la voz, la voz autorizada
del grito que no acaba de gritar.
.


lunes, 17 de julio de 2017

Latido...


Se estremece el latido entre acordes y cantos,
aguardando la nota que engalane su vuelo;
vibra el gong de la fiesta, y eclosiona el anhelo
por danzar en las plazas esquivando quebrantos.
.
Se estremece el latido saturado de encantos
al cubrirlo la noche de un fugaz desconsuelo,
mas se asoma la aurora por los bordes del cielo
retornando la música y alejando los llantos.
.
Se marcharon al alba, junto al sol y la luna,
confundiendo la noche con las luces del día,
y quedó palpitante, en el aire, un poema.
.
Se cubrieron las calles de una lluvia oportuna
que envolvieron de encaje la sutil melodía
y erizaron mi piel de cadencia suprema.
.


viernes, 14 de julio de 2017

Letras y música...

Antes de escribir un verso,
tengo la sana costumbre
de que la música alumbre
mi entendimiento disperso.
Vuelo, pues, al universo
para volar por el folio,
y hago mío el monopolio
del arsenal musical,
sin más ley ni más moral
que recurriendo a su expolio.
.
De ese modo, lo que escribo
muestra un mayor condimento,
y tiene más movimiento
con tan sonoro incentivo.
Y, mientras tanto, yo vivo
con los sentidos alerta,
aprovechando la oferta
que un arpegio me concede,
pues sé bien que el arte puede
mantener mi mente abierta.

.

lunes, 10 de julio de 2017

El ascensor...

Entrar en el erótico ascensor,
agita mi apetito narcisista,
me miro en el espejo modernista,
y río ante el silencio atronador.
.
La foto, al natural; cualquier error
lo borra de un plumazo algún purista,
mas tengo la virtud del optimista
que aspira a ver la risa alrededor.
.
Me gusta que la gente se relaje,
que intuya que mis fotos son canciones
lanzadas con irónico mensaje:
.
que el mundo está colmado de emociones,
y debes columbrar el oleaje
que bulle en ese mar de confusiones.

.

miércoles, 5 de julio de 2017

Temor...


¿Qué temo? Solo a mí, y es la verdad.
Soy tan débil, caótica, burguesa,
recóndita,  inocente..., tan Teresa,
que se envuelve mi yo de oscuridad.
.
Solo temo mi propia mismidad,
ya que la vida misma se procesa
como un acorde más de sobremesa,
con su plus liberal de impunidad.
.
Mi temor permanece en lo profundo,
enclavado en un ego improcedente
que quiso subsistir fuera del mundo.
.
Que quiso a ciegas ser, y fue consciente
del oscuro declive vagabundo
y del terco genoma inteligente.

.